Durante su sesión de este sábado, el Tribunal determinó por mayoría de votos, de cinco a dos, que el Partido Verde Ecologista (PVEM) ajustara su fórmula para las diputaciones federales de la tercera circunscripción plurinominal, que estaba integrada por hombres, para sustituirla por una fórmula conformada por mujeres. Tocó al PVEM realizar el ajuste, ya que postuló a un 58% de hombres.

Con esta decisión, la diputación que sería encabezada por Javier Octavio Herrera y su suplente, pasará a manos de Laura Fernández Piña y su suplente.

Las magistradas y magistrados de la Sala, destacaron la importancia de alcanzar la paridad total en la configuración de la Cámara de Diputados, como parte de una serie de avances alcanzados en las configuraciones previas. la decisión “representa una histórica materialización de ese principio por fin alcanzado”, dijeron en un comunicado.

Tras esa decisión, la conformación de la Cámara había quedado en 249 mujeres y 251 hombres, lo que posteriormente fue modificado por la resolución de paridad total.

En otros temas, la Sala Superior desechó el recurso para controvertir varias candidaturas postuladas bajo la cuota para las personas migrantes y residentes en el extranjero, por considerar que no se ofrecieron las pruebas suficientes de que las personas designadas como legisladores de representación proporcional incumplieron con las condiciones exigidas para ser postulados mediante la cuota migrante. La votación fue de seis a favor y uno en contra.

Por otra parte, la Sala Superior recibió este sábado la documentación del recuento de votos de la elección al gobierno de Campeche, con el fin de que determine oficialmente a la ganadora o ganador de la contienda, lo que ocurrirá antes del 15 de septiembre.

La candidata morenista, Layda Sansores, se declaró ganadora de la elección, en tanto que su más cercano contendiente, Eliseo Fernández Montufar, de Movimiento Ciudadano, aseguró que esperará a la decisión del TEPJF.

El TEPJF resolvió así la impugnación presentada por un grupo de mujeres contra el acuerdo del Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE), que declaró la validez de la elección de las diputaciones por el principio de representación proporcional y realizó el reparto de las mismas a los partidos políticos.

En su recurso, las inconformes señalaron que el reparto no había sido equitativo, en tanto que el INE no observó el principio de alternancia de géneros por periodo electivo en cada circunscripción plurinominal, “lo cual generó un perjuicio a las mujeres en tanto que, al haber obtenido un número impar de escaños, se asignó un número mayor de hombres que de mujeres“.

Mencionaron que se vulneró el principio de paridad previsto en los artículos 53 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y los artículos 30, 35 y 234 de la Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales, así como el bloque de convencionalidad que protege los derechos humanos de las mujeres.

Previamente, la Sala Superior revocó mayoría de cuatro votos contra tres, la asignación de la diputación federal por el principio de representación proporcional a Oscar Daniel Martínez Terrazas (propietario) y Raymundo Bolaños Azocar (suplente) del Partido Acción Nacional (PAN), debido a que no acreditaron pertenecer a la comunidad indígena de San Juan Tetelcingo, del municipio Tepecoacuilco de Trujano, Guerrero.

De tal suerte que la posición se asignó a Ana Laura Valenzuela Sánchez (propietaria) y Mariana Beatriz Sabanero Zarzuela (suplente).