Fue la Mesa de Decanos de la Cámara de Diputados en un por demás novedoso pronunciamiento, aplicando estrictamente la norma.

Y es que el diputado federal electo, Rogelio Franco Castán, actualmente preso -pero sin sentencia-, rindió protesta como diputado federal a través de un comunicado oficial leído por la mesa de decanos.

Deporte este por cierto muy practicado en el México de los últimos días, el de aplicar pena corporal sin haber dictado sentencia un juez, bajo la argucia interpretativa de ser una ‘medida cautelar de urgencia’.

Así, el diputado perredista, preso desde el desarrollo de su candidatura, se dice perseguido político del actual gobernador de Veracruz, Cuitláhuac García.

Rogelio Franco Castán no ha sido sentenciado, por lo que no pierde sus derechos políticos.

Cabe destacar que este domingo los legisladores que integran la 65 legislatura de la Cámara de Diputados rindieron protesta para ejercer el cargo a partir del 1 de septiembre de 2021 al 31 de agosto de 2024.

El encargado de abrir la sesión fue el presidente de la Mesa de Decanos, el diputado Augusto Gómez Villanueva, quien declaró formalmente inaugurada e instalada la nueva legislatura.

A la sesión de este domingo asistieron 465 de los 500 diputados electos, según se desprende de la xcrónica legislativa hecha por Maru Rojas, para Grupo Fórmula.

Fue la secretaria general de la Cámara de Diputados, Graciela Báez, quien informó que la Cámara de Diputados quedó conformada de la siguiente manera:

Morena: 198

PAN: 114

PRI: 71

PVEM: 43

PT: 37

Movimiento Ciudadano: 23

PRD: 14

En estos momento se discute que el morenista Sergio Gutiérrez sea electo el nuevo presidente de la Mesa Directiva para el primer año de la 65 Legislatura.

Por la mañana, los dos bloques de la Cámara de Diputados acordaron que el diputado priísta Rubén Moreira presida la Junta de Coordinación Política en San Lázaro.