La Secretaría de Cultura cuestionó este domingo a la empresa estadounidense Levi’s por usar diseños de indígenas mexicanos en sus prendas, sin contar con la autorización ni haber retribuido por los derechos de autor a la comunidad de donde son originarios. La secretaria Alejandra Frausto envió una carta a la empresa Levi’s México y otra al colectivo Dracco Textil que colaboró con la compañía, para que explique públicamente con qué fundamentos se comercializa y privatiza una propiedad colectiva. “Se trata de un principio de consideración ética que, local y globalmente, nos obliga a hacer un llamado de atención y poner en la mesa de la discusión pública un tema impostergable: proteger los derechos de los pueblos originarios que históricamente han sido invisibilizados”, indicó Frausto.

Dicha institución detalló en un comunicado que la colección “Levi’s Premium, Original Trucker Jacket”, contiene en sus pantalones y chaquetas elementos bordados que pertenecen a la cultura mazateca de la comunidad San Felipe, Jalapa de Díaz, de Oaxaca, estado del sur de México. Además señaló que la legislación también exige una “retribución justa y equitativa en beneficio de los titulares de los derechos”.

Por su parte, un grupo de artesanas mazatecas de Oaxaca también denunciaron en redes sociales la marca realizara lo que ellas consideraron “otro ejercicio de apropiación cultural y de invisibilización de las personas y comunidades que estamos detrás de las piezas bordadas”.